DIF-DF Accesible

Hiram Almeida Estrada Rinde su Informe de Actividades ante la Asamblea Legislativa.

Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

El Secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, Hiram Almeida Estrada compareció ante los diputados de diferentes partidos políticos que conforman el pleno de la Asamblea Legislativa. En el acto, el titular de la policía capitalina aseguró que los delitos de alto impacto han disminuido 12.4% en casi un año administración, por lo que reiteró su deseo por acercarse a la cifra cero en delitos.

Ante la posibilidad de mejorar la imagen y percepción del cuerpo policiaco de la Ciudad de México, aseveró que se trabaja en una policía social, cercana a la ciudadanía. Por ello, el contacto entre ciudadanos y policías debe ser más estrecho a través de las Ferias de la Seguridad que se implementan en todas las delegaciones, entre muchas otras actividades que realiza la SSP-DF, añadió.



DISCURSO


Acudo ante esta honorable Asamblea, con la convicción y el espíritu de rendir cuentas a la sociedad y a esta legislatura, sobre las acciones realizadas en la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, durante el periodo del 01 de septiembre de 2014 al 31 de agosto de 2015. Dando cabal cumplimiento a lo señalado en el Artículo 42, fracción 17, inciso D, del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; así como a lo establecido en el artículo 10, fracción 18, inciso D de la Ley Orgánica de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, ello con motivo de la Glosa del Tercer Informe del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

La Secretaría de Seguridad Pública tiene como propósito fundamental salvaguardar la integridad y la seguridad de la sociedad, prevenir la comisión de delitos, mantener el orden y la paz pública, auxiliar a la población en caso de siniestros y desastres; así como realizar el adecuado control del tráfico vehicular.

Conscientes de que la seguridad es una pieza angular para cualesquier desarrollo humano, económico, social y cultural, durante el periodo que se informa se ha realizado un análisis de las fortalezas y debilidades que enfrenta esta dependencia.

Todo ello, nos ha permitido diseñar un Nuevo Modelo de Gestión Policial, en el cual se integran las diversas políticas públicas, planes y programas, que se han venido implementando para reducir la incidencia delictiva a una Tendencia Cero, es decir que los delitos disminuyan a su mínima expresión, y destacando las acciones de prevención y dignificación de la actividad policial.

Quiero resaltar que en este Nuevo Modelo, se busca que la institución cuente con una policía social, que esté vinculada con las necesidades de la gente y las particularidades de cada zona geográfica de esta Ciudad Capital, destacando con ello que el combate y la prevención de los hechos delictivos deben realizarse a partir de las características intrínsecas de cada región y cada núcleo poblacional. Es en este sentido que el Nuevo Modelo de Gestión Policial se estructuró en 5 ejes, los cuales están estrechamente interrelacionados, pues conforman todo un proceso integral que nos permite generar mejores resultados a la ciudadanía.

De esta forma, el primer eje plantea la inteligencia, el fortalecimiento policial y la tendencia cero, para diseñar e implementar mejores políticas y programas en materia de seguridad, los cuales deben estar enfocados más a la prevención, que en la reacción. Es por ello, que se incorporó un paradigma de inteligencia en las estrategias de combate a la delincuencia, prevención del delito y en los operativos que tienen como propósito lograr la tendencia cero en la comisión de hechos delictivos de alto impacto.

La inteligencia dentro del ámbito de la seguridad pública requiere de información, es necesario generar herramientas de análisis, tales como bases de datos sobre la incidencia delictiva, georeferenciación, o redes de vínculos, por cada región y núcleo poblacional; con estos datos se realiza un análisis del fenómeno del delito, lo que nos permite generar operativos contra la delincuencia de manera focalizada.

Como resultado de este primer eje, durante el periodo que se informa la incidencia en delitos de alto impacto ha disminuido en un 12.4%, respecto del periodo anterior. También se realizaron 28,572 remisiones ante el Ministerio Público y 153,169 remisiones ante el Juzgado Cívico.

Quiero destacar que logramos la disminución de varios delitos de alto impacto. Por ejemplo, si comparamos los resultados del año anterior, se redujo en un 33.2% el robo a transportista; el robo de vehículo disminuyó en 19.5%; las lesiones por arma de fuego han logrado reducirse en 12.8%, y el robo a transeúnte bajó en un 12.3%.

Estos datos muestran que los diversos operativos, planes y programas implementados por esta Secretaría han dado resultados, sin embargo no cejaremos en buscar la tendencia cero en los delitos de alto impacto. Ésta es nuestra meta y nuestro compromiso con los capitalinos.

Como parte del perfeccionamiento de la operatividad, se cuenta con un Protocolo Sistemático de Operación de Reacción Inmediata para la Atención de Delitos de Alto Impacto, que permite vincular a las cámaras que existen en la Ciudad con el policía que se encuentra en campo.

La efectividad de las cámaras es fundamental para reaccionar a tiempo y detener a quien comete o realiza un hecho delictivo, o bien para inhibir la conducta delictiva que pueda cometer alguna persona. Es por ello, que como parte del Programa de Ciudad Segura se instalaron 8,088 videocámaras, como herramienta para la prevención; no obstante es necesario incrementar el número de las mismas para alcanzar nuevos modelos de eficiencia y reacción, acordes a las necesidades de la ciudadanía y las características del delito en las diversas regiones y delegaciones que conforman nuestra Ciudad.

También, se han logrado establecer sinergias de colaboración entre las autoridades delegacionales, las organizaciones de la sociedad civil, las empresariales y la comunidad internacional. Ejemplo de esta coordinación interinstitucional son las reuniones mensuales con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio, la Asociación de Bancos de México, el Grupo ALSEA, sólo por mencionar algunas.

Para robustecer estas acciones, el 27 de mayo de este año, se implementó el dispositivo Tláhuac-Chalco, cuyo propósito es abatir los delitos de mayor impacto que aquejan a la delegación Tláhuac y a las zonas conurbadas del Estado de México, para ello se destinó un estado de fuerza de 3,128 policías y 791 vehículos. También se instrumentó el Dispositivo Ajusco, que ha logrado beneficiar a más de un millón de personas.

Otro dispositivo que ha tenido gran éxito es el establecido en Constituyentes, el cual respondió a una demanda ciudadana de seguridad en la zona, logrando con ello inhibir los delitos de alto impacto, como son: robos a automovilistas y a transeúntes. Para ello, se cuenta con un estado de fuerza de 100 elementos policíacos y 19 vehículos, derivando en la detención de 233 personas.

Otras de las acciones que son competencia de esta Secretaría es el diseño de estrategias y operativos para la atención de eventos socio organizativos con asistencia masiva de personas en espacios abiertos o cerrados, de naturaleza pública o privada, así como manifestaciones sociales. Por ejemplo, en el tema de las movilizaciones, en el periodo que se informa se registraron 7,696, asistiendo a ellas más de 4,155,167 personas.

Igualmente, cada fin de semana, ante la realización de eventos masivos, se brinda seguridad a más de 300,000 personas, todo ello con el único objeto de permitir la realización de los eventos con niveles de seguridad óptimos, bajo los principios de legalidad, racionalidad, congruencia, oportunidad y proporcionalidad en el uso de la fuerza, pero sobre todo con estricto apego y respeto a los derechos humanos.

Mención especial merece la participación de los elementos policiacos en drásticos momentos de siniestralidad, apoyando siempre a la sociedad afectada. Ejemplo de esto fue la explosión del Hospital Materno Infantil del 29 de enero de este año, en la cual participaron 1,444 elementos de esta institución, quienes en ocasiones arriesgando su vida y su integridad física, acudieron en auxilio de la sociedad, demostrando con ello un espíritu de servicio, valor, honestidad, disciplina, lealtad y solidaridad; principios que enarbola esta institución. Durante este trágico suceso, se apoyó a 64 lesionados y se recuperaron 2 cadáveres del sitio de la explosión.

Dentro del Modelo de Gestión de Policía Social, tenemos el segundo eje que trata los temas de derechos humanos, la prevalencia de la legalidad y la rendición de cuentas.

Durante mi gestión, se ha establecido como línea fundamental el respeto irrestricto a los derechos humanos, en donde se brinda atención oportuna a las quejas, propuestas de conciliación y recomendaciones emitidas por los organismos protectores de los Derechos Humanos.

En este sentido, se atendieron 6 recomendaciones emitidas por la Comisión local de Derechos Humanos sobre hechos que se suscitaron en los años 2007, 2011, 2013 y 2014, las cuales han sido aceptadas. Entendemos a las mismas, como una ventana de oportunidad para mejorar los procesos de actuación policial.

Además de brindar la atención debida a todos los organismos de derechos humanos; de forma complementaria, colaboramos con el cumplimiento de 419 medidas precautorias solicitadas a otras dependencias, tanto del gobierno de la Ciudad, como del ámbito federal.

Quisiera destacar que nuestra visión de derechos humanos también considera los propios derechos que tienen nuestros policías. Por ello, en este eje se ha buscado la dignificación de los 88,091 elementos policiacos que forman parte de la institución, brindándoles diferentes estímulos, condecoraciones, capacitación y asistencia médica y legal, en cualquier evento en el que se vean involucrados durante el desempeño de su deber.

Asimismo al interior de la Secretaría, fomentamos la convivencia familiar y los valores que ésta representa, por lo que este año se entregaron 24,181 vales para las festividades del día del niño y 6,788 vales para la celebración del día de las madres; de manera adicional se les proporcionaron 5,646 mochilas y útiles escolares, así como 5,483 vales para uniformes escolares a los hijos de los policías.

Para apoyar a las familias de los elementos policiacos, también se cuenta con los Centros de Desarrollo Infantil, este servicio se da a los hijos de los Policías Preventivos, de la Policía Auxiliar y de la Policía Bancaria e Industrial. Con ello la adhesión a la institución y el fomento de los valores éticos inicia desde los propios policías.

En nuestro actuar cotidiano la prevalencia de la legalidad es fundamental, es por ello que contamos con 12 protocolos de actuación policial. Durante este periodo, se crearon 2 de ellos, uno para la detención de probables responsables y el otro para la preservación del lugar de los hechos y la cadena de custodia; ambos protocolos tienen como propósito establecer las líneas de actuación policial para dar cabal cumplimiento al Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio.

También hemos firmado varios Convenios de Colaboración con diversas instancias para garantizar mejores resultados, trabajar con la sociedad organizada es un ejemplo de ejercer la ciudadanía. Por ejemplo, se realizaron dos Convenios con la Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas en México, en los que se busca capacitar a los elementos policíacos, así como diseñar e implementar indicadores para la medición de la actuación en materia de derechos humanos de esta Secretaría.

Quisiera manifestar nuestro agradecimiento a las embajadas de Japón, Corea, España y Estados Unidos por los intercambios de experiencias y capacitación que nos ofrecieron de manera gratuita para nuestro personal.

En aras de mejorar la percepción ciudadana y garantizar que la población no sea víctima de desviaciones de la conducta de unos cuantos elementos policiacos, se ha reforzado el área de Asuntos Internos, la cual ha ampliado los esquemas de supervisión, inhibiendo conductas de abuso y sancionando todas aquellas que son contrarias a los principios de la actuación policial.

De esta forma, se abatió el rezago al 100% en la integración de los expedientes de investigación de 2012, 2013 y 2014. Además, se determinaron 1,445 expedientes administrativos de investigación, de los cuales 337 se remitieron al Consejo de Honor y Justicia de esta institución, se presentaron 669 acciones de mando disciplinarias, también 117 policías fueron presentados ante el Ministerio Público por la comisión de conductas posiblemente constitutivas de delitos.

Para fomentar la denuncia, se ha hecho uso de los elementos tecnológicos, como son las redes sociales, en donde recibimos 5,249 Tweets para reportar quejas, solicitar investigaciones o asesorar a la ciudadanía.

El tercer eje del Nuevo Modelo de Gestión Policial se enfoca en la capacitación y profesionalización. Entendemos que los más de 88 mil policías que conforman la Institución son la fuerza y la herramienta para realizar las acciones de gobierno, bajo el espíritu de salvaguardar los intereses de la ciudadanía; por ello se debe contar con elementos policiacos mejor preparados para cumplir con sus funciones de manera satisfactoria.

La capacitación y profesionalización de los policías es una acción permanente y prioritaria en este nuevo modelo. Es así que durante este año ingresaron 1,948 nuevos policías, quienes fueron capacitados por más de 6 meses antes de ingresar a la corporación.

Respecto a la formación continua se capacitaron a 69,217 policías, a través de 78 cursos que comprenden temas como: Control de Multitudes; Preservación del lugar de los hechos y cadena de custodia; Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio; Habilidades y Destrezas; Conocimientos de la función policial; conducción de vehículos oficiales y la aplicación del Nuevo reglamento de Tránsito, entre muchos otros temas.

Particularmente, se capacitaron a 57,256 policías en temas de derechos humanos, con el propósito de que conozcan e implementen los estándares nacionales e internacionales.

En relación a la profesionalización tenemos a 230 policías inscritos en las licenciaturas y la maestría que se imparten en el Instituto Técnico de Formación Policial de la Ciudad de México.

Mención aparte merece el cuarto eje del modelo de gestión, dado que la modernización es un elemento prioritario, pues la coyuntura actual y las nuevas formas de delinquir a través de las herramientas tecnológicas, nos obligan a tener una policía que responda a las nuevas necesidades. Asimismo, el contacto con el ciudadano debe realizarse a través de nuevos dispositivos y aplicaciones, que le permitan una mayor cercanía con los elementos policiacos.

Se ha puesto a disposición de la sociedad aplicaciones como la de “Mi Policía”, la cual constituye un vínculo directo con la sociedad para la atención de emergencias, asimismo permite localizar los vehículos que se encuentran en los depósitos.

En este año, mejoramos la aplicación al incluir una sección de Seguridad Privada, la cual permite conocer y tener certeza sobre la situación legal de las empresas que ofrecen los servicios de seguridad. También se incorporó el servicio de Policía Turística, que permite orientar a los visitantes sobre los sitios de interés de esta ciudad, así como las líneas de contacto con las autoridades.

Adicionalmente, a través de esta aplicación se brinda el servicio de acompañamiento a bancos para usuarios que requieran hacer retiros en efectivo, previniendo con ello el delito de robo a cuentahabientes, brindando 279 servicios desde el mes de junio en el que se implementó este programa.

Quisiera resaltar que ésta es la aplicación del gobierno que tiene más descargas por la población, teniendo 69,954 descargas. Además de que ha sido calificada con 4 estrellas por los propios usuarios.

En aras de tener un mejor acercamiento con las organizaciones empresariales, contamos con la aplicación “Mi Policía en mi Negocio”, la cual tiene registrados a 4,700 establecimientos. El uso de ésta ha permitido la detención de 141 personas, contando con una efectividad del 70% en el aseguramiento de presuntos delincuentes por el delito de robo.

El uso de tecnologías ha permitido consolidar un sistema de prevención eficaz, ya que a través del análisis de videos se ha logrado la desarticulación de diversos grupos delictivos: 36 células delictivas y 30 bandas dedicadas principalmente al robo en transporte público, cuentahabiente y repartidor.

Se ha logrado la detención de 275 personas por el delito de fraude, asegurándose 166 tarjetas bancarias, 9 vehículos y 30 identificaciones. Respecto al delito de extorsión se detuvieron a 61 personas, en donde se desarticularon a 5 células y 6 bandas delictivas.

El uso de tecnologías ha sido relevante para atender los hechos de tránsito y generar acciones que inhiban la violación a las leyes en la materia, Tal es el caso del uso de cinemómetros, fotomultas y dispositivos Hand Held, con la visión preventiva cero contenida en el Nuevo Reglamento de Tránsito.

Finalmente, en el quinto eje del Nuevo Modelo de Gestión Policial, se enfatiza la vinculación ciudadana, con el propósito de conocer sus necesidades y demandas en materia de seguridad pública y darles atención oportuna.

Es así que en este periodo, se han atendido a 63,195 ciudadanos a través de diversas modalidades y programas de la Secretaría, todas ellas de naturaleza preventiva, acercándose a las colonias, a los jóvenes, a las escuelas, a fin de generar puentes de comunicación y modificar la percepción de la ciudadanía hacia los cuerpos policiacos.

Desde el mes de junio se han venido implementado las Ferias de la Seguridad, cuyo objetivo es que la población conozca a la policía, sus diversos programas y que cuenten con un espacio en el que puedan presentar sus demandas de seguridad pública. En el periodo que se reporta, se han realizado 12 ferias, contando con la participación de grupos vecinales, comités ciudadanos, asociaciones e instituciones educativas.

Además, en materia de prevención del delito, el Programa “Conduce sin Alcohol” o mejor conocido como “Alcoholímetro” ha realizado 950,052 entrevistas, de las cuales se hicieron 205,687 pruebas de alcoholemia, resultando en 19,185 remisiones. Este dato cobra sentido, si consideramos que se previno que esas más de 19 mil personas que conducían bajo la influencia del alcohol perdieran la vida o pusieran en riesgo su integridad física o que afectaran a terceros.

Se cuenta con otros programas que en su operación privilegian la prevención y el acercamiento con la sociedad, algunos de estos son: las Alarmas Vecinales; el Programa de Desarme Voluntario; la Unidad de Seguridad Escolar; la Brigada Animal; la Unidad Grafitti; o el Programa de Equinoterapia.

Con el propósito de incrementar el vínculo con la sociedad, prevenir y combatir con mayor celeridad los hechos delictivos, se crearán “70 Estaciones de Policía”, las cuales serán espacios de infraestructura física de salvaguarda y seguridad, que permitirán desarrollar estrategias, planes, proyectos y programas para inhibir la incidencia delictiva, acercar a los cuerpos policiacos a las colonias, regionalizar el uso de las cámaras y diseñar modelos operativos con el personal destacado en cada una de las estaciones, eficientando las capacidades de reacción y administrando mayor y correctamente el uso de los recursos.

Estos son sólo algunos de los resultados que ha generado esta Secretaría, en donde reconocemos que si bien hay grandes logros, no debemos cejar la búsqueda de fórmulas exitosas para abatir la incidencia delictiva a su mínima expresión y generar confianza en la población que habita y transita en esta Ciudad.

Nuestro reto es cambiar la percepción ciudadana con resultados contundentes, entendiéndolo como un ejercicio permanente de rendición de cuentas que cuyas cifras y resultados asequibles a la ciudadanía permitirán mayores niveles de exigencia y en consecuencias, la generación de acciones, criterios y políticas que eficienten el desempeño de la misión, entendiendo siempre que los policías son los servidores públicos cuyo mayor compromiso social radica fundamentalmente en preservar y salvaguardar los intereses de la ciudadanía.

“La policía trabaja en defensa de la sociedad”.

Muchas gracias.

Twitter del Secretario

ALERTA AMBER