No hay un pago mínimo para empresa subrogada de fotomultas: Hiram Almeida Estrada.

Slide background
Slide background
Slide background

“No hay una cuota mínima; sólo se pagará sobre las infracciones impuestas a la ciudadanía”, afirmó el Secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF), Licenciado Hiram Almeida Estrada, con respecto al contrato firmado con la empresa subrogada que, desde octubre pasado, brinda el servicio de fotomultas en la capital.

En conferencia de prensa, efectuada en el edificio de Gobierno del Distrito Federal, el funcionario aclaró que “no tenemos una condición de realizar un pago mínimo sobre las conductas que se infringen; esto significa que si en algún momento no se detecta ninguna conducta, no se realizaría ningún pago –a la empresa Autotraffic-”.

Explicó que el documento firmado derivó propiamente de una licitación pública nacional, en donde más de nueve empresas concursaron. La que ahora es adjudicataria, aceptó las condiciones contractuales y cumplió con los requisitos técnicos, tecnológicos y de norma, subrayó.

El funcionario dijo que “este es para nosotros un candado de transparencia, en dónde sólo se va a pagar sobre lo que haya abonado el infractor. No existe cuota alguna; lo único que vamos a hacer es pagar lo que se logre recabar”.

Asimismo, Almeida Estrada expuso que el contrato multianual, proyectado a tres años, establece un techo presupuestal a pagar, derivado de las infracciones, que fue autorizado por la propia Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y la Secretaría de Finanzas capitalina.

Por otra parte, detalló que los equipos de fotomultas capturan conductas no sólo de excesos de velocidad, sino también de automovilistas que no respetan la luz roja del semáforo, por invadir cebras peatonales, circular en contraflujo, dar vueltas prohibidas, no usar el cinturón de seguridad y en el caso de los motociclistas, no usar el casco.

Por lo anterior, el titular de la SSP-DF explicó que el proceso de captación de las fotomultas se deriva de tres etapas: La primera, corresponde a la detección de la conducta que es infringida acorde a la norma establecida en el Reglamento de Tránsito. Una vez que es tomada la fotografía pasa a un proceso de validación a través del personal de la Dirección de Normatividad de la Subsecretaria de Control de Tránsito. Hasta este –afirmó- se considera la imposición de una multa.

En la segunda, los equipos detectarán un número indeterminado de conductas que serán validadas por el área de tránsito y ésta determinará el contenido de las imágenes y la imposición de la infracción”.

Por último, –indicó- “se envía una notificación, que llegará a cada una de las casas de las personas que hayan infringido la norma, con las fotografías de las infracciones, el cuerpo normativo y la suscripción electrónica de la firma por parte del agente de tránsito”.

Una vez que el particular tiene en sus manos la notificación de la infracción, se considera que corren los términos para que la persona pueda realizar el pago ante la Tesorería o en su caso, puede solicitar la aclaración de la multa.

Finalmente, el secretario de Seguridad Pública precisó que durante octubre pasado se contabilizaron 10 mil 789 fotografías, que pasaron por el proceso de análisis y al carecer de efectividad, se impusieron sólo 898 infracciones.

En noviembre –informó- se detectaron 246 mil 820 conductas y únicamente se validaron 20 mil 325, mientras que en diciembre se contabilizaron 39 mil 356 fotografías, de las cuáles, fueron impuestas tres mil 529 multas.

Twitter del Secretario

ALERTA AMBER