Sign In
Bienvenido...
Skip to main content


La Policía del Distrito Federal, puso en marcha la nueva estrategia operativa, denominada “Cuadrantes”, orientada a lograr una mayor eficiencia del personal y cercanía con los ciudadanos, y que representa al mismo tiempo la fase final en el proceso de reestructuración integral, promovido por el Superintendente General, Doctor Manuel Mondragón y Kalb.
 
 
Supervisión
 
Del personal de Policía de Proximidad en la vía pública, ésto permitirá el mejor control y cumplimiento de toda la Policía de la Ciudad de México.
 
 
División Territorial
 
La Ciudad dividida en 865 cuadrantes, que es­tán delimitados por factores geográficos, su ac­tividad comercial, habitantes y población flo­tante, cuya dimensión oscila entre los 800 metros cuadrados y un kilómetro cuadrado.
 
En dicho perímetro, tres elementos (uno por turno), serán los responsables de la incidencia delictiva que se registre y de la vinculación con las personas que habiten o laboren en ésta zona.
 
 
 
Supervisión y Asignación Operativa
 
Este esquema, es un nuevo escalón en la cadena conformada por cinco Zonas (Centro, Sur, Oriente, Poniente y Norte), 15 Regiones, 74 Sectores y ahora los 865 cuadrantes.
 
La responsabilidad del Jefe de Cuadrante, será informar de todo lo que pasa en su zona y será responsable al mismo tiempo de que no haya inasistencias, faltas de puntualidad, de cuidar la imagen de sus elementos, y que las unidades no estén en el lugar que les corresponda.
 
Los responsables de cada cuadrante deberán tener conocimiento a profundidad del entorno urbano, es decir, negocios, escuelas, centros de espectáculos, zonas habitacionales, etc., además de mantener una estrecha coordinación con el Sistema Bicentenario de cámaras de video vigilancia.
 
Este esquema, al mismo tiempo obliga al personal de Policía de Proximidad a mantener un vínculo permanente con los ciudadanos, dentro de su perímetro de responsabilidad, a través de las visitas domiciliarias, donde el mando se pondrá a las órdenes de quienes cohabitan en cada cuadrante.
 
La estrategia de cuadrantes tendrá una supervisión diaria, bajo los indi­cadores de incidencia delictiva, apo­yos a la población, visitas ciudada­nas, puntualidad y asistencia, además de la evaluación al equipamiento con que se cuente, personal, vehículos, radios y armas.
 
Éste es el programa último de reordenamiento funcional. Y se hace responsable a todos los jefes de cuadrantes, para que esta modificación estructural y operativa, le dé a la Secretaría de Seguridad Pública y a la ciudad un nuevo marco de acción que beneficie a la ciudadanía, y que a su vez acerque a la Policía del DF a una mayor eficiencia y a tener una mejor actitud con la gran plataforma de la probidad para ser mejores.
 
El titular de la Policía de la Ciudad de México, exigió de su personal la máxima eficiencia, el desarrollar este trabajo con espíritu de servicio, con ganas, sacrificio y absoluta probidad, pero sobre todo dijo, con una idónea actitud hacia los ciudadanos. Veamos la productividad, agregó, ahora si, el Jefe de Cuadrante, del pri­mero, segundo o tercer tur­no, ese es el que nos tiene que decir qué si­tuación prevalece en la zona y qué vamos a hacer para bajar la incidencia delictiva.
 
 
 
 
Funciones:
 
  1. Incidencia delictiva. Conocimiento eficiente y oportuno de la incidencia delictiva; acciones para contrarrestarla, resolverla y disminuirla.
  2. Remisiones. Establecer las estrategias para la ubicación y detención de los presuntos responsables; realizar la adecuada puesta a disposición ante el ministerio publico o el juzgado cívico.
  3. Personal del cuadrante. Control de la asistencia, puntualidad, ubicación, productividad y comportamiento de cada uno de los elementos; informe de resultados de cada uno de los elementos bajo su mando.
  4. Unidades (patrullas, motocicletas, bicicletas, etc.) Asignadas al cuadrante. Revisión diaria del equipo; mantenimiento del equipo en óptimo estado funcional.
  5. Conocimiento a detalle de la infraestructura urbana del cuadrante. Restaurantes, gasolineras, escuelas, iglesias, bancos, antros, embajadas, unidades habitacionales, parques, instalaciones estratégicas, centros comerciales, mercados, cetram, etc.
  6. Zonas de riesgo. Identificación e informe de las situaciones en torno a ellas: características horarios, impactos antisociales y o delictivos, otras.
  7. Cámaras. Conocimiento de su ubicación en el cuadrante; correlación entre cámaras, zonas de riesgo y/o incidencia delictiva; estrecha coordinación con despachadores c-2, para optimizar la productividad de esta tecnología.
  8. Participación con la ciudadanía. Contacto permanente del jefe de cuadrante y su personal con los ciudadanos;  visita cotidiana a establecimientos y viviendas para informar nombre y teléfono del cuadrante (la visita total a la población dentro del cuadrante deberá terminar el 30 de septiembre del presente año).
  9. Módulos de seguridad pública. Aprovechamiento de las facilidades y servicios que ellos ofrecen: policletos, base de radio, teléfono fijo, encuestas de percepción, trípticos de prevención del delito, llamadas del cas; utilizarlo como centro de operación del cuadrante.
  10. Pap-1. Aplicar las acciones que en caso de siniestro contempla el plan de atención a la población.
  11. Secuencia operativa. Entregar la información prevista en forma oportuna y por turno (cada 12 horas).
 
 
Consignas:
 
  1. Cumplimiento cabal de las funciones anteriormente descritas.  Máxima eficiencia idónea actitud hacia la población y absoluta probidad.
  2. Personal y equipo asignado al cuadrante. No permitir bajo ninguna causa o justificación alguna salida del cuadrante; la excepción es apoyo a cuadrantes aledaños o para realizar actividades de emergencia plenamente justificadas y bajo órdenes superiores debidamente documentadas.
  3. Desviaciones.
  • Cualquier falla o desajuste en el cumplimiento de las funciones del personal asignado al cuadrante, habrá de informarse de inmediato  al jefe de sector.
  • En todo caso el jefe de sector tiene como  responsabilidad fundamental, conocer al detalle la buena marcha del personal de cada cuadrante bajo su cargo, y las desviaciones que pudieran ocurrir en ellos.
  • Las desviaciones, de acuerdo al escalón de mando, habrán de ser comunicadas en la oportunidad que signifique la gravedad de la misma, al jefe de región, de zona, al subsecretario de operación policial y al propio secretario.

 

Consulta tu Cuadrante Aquí

 



Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal
Cuadrantes
Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal
DIF-DF Accesible